jueves, noviembre 18, 2010

Y tras la birra...

va la comida claro... Aquí van algunas fotos de lo que he comido, no he pasado hambre como podéis ver... Más bien he vuelto con unos cuantos kilos de más... es lo que pasa cuando a uno le gusta comer y beber....

RUMANIA

Esto es kurtos kâlacs, unos rollos dulces que los pedías con vainilla, chocolate, azúcar glass,... Solo los hacían en Transilvania. Riquísimos! Al cambio 1 euro y comimos todos un trozo


Picnic debajo del Castillo de Bran: un queso, un chorizo super picante y unos aros de pan salpicados de sal, covrigi, te los daban siempre con el alambre. Por 8 euros comimos 8.


Siempre sopa (ciorba), siempre, de pollo, de verduras, de tripas,... y siempre acompañada por la guindilla y una jarrita de nata agria para ir echando...

Aquí polenta allí mâmâligâ , y como estábamos en la temporada de setas de guarnición un surtido, toma ya!

Clâtite, o sea creps para que nos entendamos

Ciorba con albondigas...

Un boletaire

Ciorba  de legume, sopar de verduras


Arroz con verduras e higado con salsa , comen despojos como nosotros hace 40 años.... Menú fuera de la estación de tren de Baia Mare 2,5 euros

Algún dia tocava claro cambiar y dejar la sopa diaria...  no son rumanos no estos macarrones...

Pedazo tiramisú, y para rematar el banquete ese día acabamos con un señor Café Irlandés

BULGARIA

Ensalada shopska, parecida a la griega pero con el queso más suave que el feta y con una picada de nueces. Al lado una típica tortilla de verduras.

Ya que estábamos en la costa, Varna, fuimos a un restaurante a comer pescado, este no tengo ni idea de cual es porque la carta solo estába en búlgaro, y encima escrito en cirílico, por lo que no entendíamos nada, así que pedimos un plato sorpresa o sea señalando con el dedo cualquier nombre. Todos triunfamos.

Un bolet búlgaro, había un montón por los bosques...

Otro día caímos en un italiano, pero no por ganas de pasta si no que ya era tarde y como allí cenan horario europeo es lo que había... La super ración es de 400gr, todos los platos de la carta iban con su peso, y nosotros pidiendo un plato por persona pensando que tenía que ser otra cosa...sobraron de todos los platos...

El único día que no triunfamos, fuimos a un Happy Restaurant, es una cadena que aquí está en Rbla Catalunya, porque una pareja de inglés-japonesa nos había dicho que se comía de puta madre. Estos no saben lo que es comer de puta madre! Eran como espaguetis del chino... Los únicos que salieron contentos fueron los chicos porque las camareras iban vestidas rollo americano con una super mini faldilla, y todas muy guapas, todo hay que decirlo.

Chorba de judias, un potaje... y con el frío que hacía porque estábamos arriba del Macizo de Rila sentó de maravilla...

Butifarra especiada, hacía más de un palmo...


Otra riquísima sopa de pollo....

Le llamaban rissotto en el bar! ja, estos no saben lo que es un rissotto, esto es arroz con pollo y verduras, y encima el pollo siempre lo hierven antes de cocinarlo, no volví a pedir pollo ningún otro día...

Un señor capuccino en un café italiano en el Bulevard Vitosha, Sofia, que sería Paseo de Gracia en Barcelona

Y esto es un capuccino en un bar cualquiera de cualquier otra calle que no sea la principal

Pedazo tarta me comí en el café central del Mercado, todas tenían una pinta....

Y la última noche como no encontrábamos un restaurante búlgaro adecuado a nuestro bolsillo mochilero acabamos en un mejicano, andale andale!


2 comentarios:

La Miriya dijo...

Joer...te pusiste las botas, nena...tu, com jo...a mes de caminar pels paisos, tambe s´ha de menjar i beure!!!!
Ara falta q posis fotos del castell de Dracula!!

© all photos by NURIA RIUS. dijo...

joder enana! quina bona pinta tot aquest jalarrrr!!!